Los mejores restaurantes de brasa de Vizcaya

 

Esta semana el portal Conde Nást Traveler (#YosoyTraveler) ha publicado un artículo titulado “Los mejores restaurantes de Vizcaya, más allá de Bilbao”.

 

En el destacan los 10 mejores restaurantes según este prestigioso portal. De estos 10, cinco tienen como su propuesta de valor se centra en la brasa y en la cocina de sus productos en leña o carbón.

 

Vamos a conocerlos un poco más...

Asador Etxebarri

Situado en la población de Atxondo este asador tiene el sello y la calidad del gran artista de la parrilla, Bittor Arguinzóniz. Bittor va mucho más allá de un chef o un cocinero que domina la brasa. Ha diseñado todo tipo de utensilios a medida de los distintos tipos de comida para manejarlos de la manera más adecuada y sacar el máximo provecho en una brasa adecuada.

De hecho, Etxebarri está a punto de ser proclamado el número uno del mundo en la controvertida, pero muy seguida, lista The World´s 50 Best Restaurants.

Si a la excelente brasa de este restaurante le añadimos una bodega revalorizada a partir de la llegada del sumiller Agustí Peris, ex de El Bulli, entenderemos porque encabeza la lista de Conde Nást Traveler.

 

Boroa

La población de Amorebieta cuenta con uno de los puntos de encuentro obligados para los amantes de la gastronomía. Combinando perfectamente la cocina a la parrilla de productos de primerísima calidad con la cocina de autor, se ha ganado el reconocimiento de los críticos gastronómicos más exigentes.

 

Castillo de Arteaga

Este espectacular Relais & Châteaux situado en Arteaga destaca por la calidad de sus productos cocinados en gran medida en sus espectaculares brasas.

La chef Estíbaliz Mekoalde, que está al cargo desde su apertura, ha conseguido convertir este Castillo en lugar de culto para los amantes de la cocina de siempre, de la cocina en la brasa y también de la cocina creativa.

 

Baserri Maitea

Este restaurante, situado en Forua destaca por ser considerado uno de los restaurantes “más bonitos del mundo”.
Quizás la belleza de un restaurante no haría que lo visitara, pero si añadimos que cuenta con la gran parrilla de Juan Antonio Zaldúa, las coses cambian considerablemente.

Muy bien valorado en todos los foros gastronómicos por la excelentísima calidad de sus productos y el exquisito trato que le da Juan Antonio en sus brasas.

El artículo completo en Conde Nást Traveler.